Thursday, September 1, 2011

Maquinas de Guerra 09


Durante la segunda guerra mundial los ca�ones antia�reos se utilizaron en gran escala para la protecci�n tanto de objetivos estrat�gicos fijos como de puertos, aer�dromos, f�bricas y otros centros clave. En el lado aliado, la defensa antia�rea a baja cota era proporcionada por ca�ones de 20 y 40 mm, mientras que la de alta cota era suministrada por piezas de 94 mm brit�nicas y de 90 mm estadounidenses. En el transcurso de la guerra los aliados introdujeron sistemas de direcci�n de tiro por radar y espoletas de proximidad para aumentar el grado de eficacia de estas armas contra objetivos como las bombas volantes V-l. Los alemanes se encontraron frente a problemas incluso m�s senos cuando los bombarderos aliados comenzaron a volar cada vez m�s alto con objeto de reducir el n�mero de las armas susceptibles de ser empleadas contra ellos. A partir de 1944, los alemanes se dedicaron intensamente al dise�o de misiles superficie-aire, pero al finalizar el conflicto ninguno de ellos hab�a entrado todav�a en estado operativo. Gran parte del desarrollo posterior de los mismos se llevar�a a cabo en EE UU y la URSS.