Friday, August 26, 2011

Maquinas de Guerra 08


Cuando Hitler decidi� subyugar Europa, la misi�n de la Luftwaffe se limitaba a proporcionar apoyo a�reo al ej�rcito alem�n, con muy escaso �nfasis en la utilizaci�n de bombarderos estrat�gicos, ya que los planes de creaci�n de una fuerza semejante hab�an sido abandonados en 1937. La guerra civil espa�ola pareci� demostrar a los ojos de los expertos militares alemanes e italianos la validez de la aviaci�n t�ctica, a pesar de ios excelentes resultados obtenidos por la Aviaci�n Legionaria de las Baleares, que llev� a cabo una limitada campa�a de interdicci�n del tr�fico mar�timo y de bombardeo estrat�gico de la retaguardia republicana As�, en el momento del estallido del conflicto mundial, el 1 de septiembre de 1939, el arma de bombardeo de la Luftwaffe dispon�a s�lo de buenos bombarderos medios (los Dornier Do 17, Heinkel He 111 y Junkers Ju 88) considerados adecuados para el teatro de operaciones europeo en la tarea de destruir la resistencia enemiga en menos de tres a�os. La RAF brit�nica, por su parte, tradicionalmente partidaria de los bombarderos, entr� en la guerra con un tr�o de bombarderos medios-pesados (los Vickers Wellington) en los que se hab�a dado prioridad al alcance, contemplando la posibilidad de alguna misi�n estrat�gica.